Fotografía, Iluminación, Uncategorized

Cazando Zombies

Marcha Zombie Finalmente me anime a ir de cacería de zombis al Zombie Parade el  fin de semana pasado. Considero este tipo de actividades una oportunidad excelente para hacer fotos, gente que quiere divertirse, maquillajes elaborados y la ciudad como telón de fondo. Además tenía como referente las fotos de Antonio Graell, un colega en Madrid que no desaprovecha una Marcha Zombie para hacer fotos espectaculares, así con eso en mente y teniendo una idea del equipo que carga Antonio para cazar zombies, arme mi propio kit de combate: Kit Zombie El tubo extensor es crucial, puede ser un monopode también, la idea es poder situar tu flash lo más lejos posible de eje de tu cámara si perder la movilidad, no olvidemos que vas corriendo tras los zombies o huyendo de ellos. Para más señas el flash lo disparo por infrarrojos mediante el sistema de Nikon con el flash incorporado como maestro, los otros accesorios que se ven son algunas gelatinas para teñir la luz y un reflector flexible y  un panal para lograr destellos más concentrados, ambos de Rogue que francamente recomiendo por su polivalencia. En cuanto a la óptica opte por un 11-16mm F 2.8, luminoso super angular, para trabajar holgadamente con ISO 400 y no comprometer los tiempos de reciclado del Flash. Ahora, ya armado con esto, la dinámica  fue de trabajar a F 2.8, ISO 400,  1/60, de manera que tenia una toma un poco subexpuesta con el alumbrado público, pongo el flash con el zoom en 85mm para tener un haz de luz más concentrado, y entonces mi flash se convierte en una luz que da carácter y define de zonas de interés, no solo alumbra zombies. Para rematar balance de blancos en tungsteno, eso confiere al flash ese tono azulado. ¡Espero disfruten de mis trofeos de caza!