Cine y Video, Noticias, Personal, Uncategorized

El rodaje de Dos Aguas

Dos Aguas

Hace ya unas semanas que regrese luego de estar casi todo el mes de julio trabajando en el rodaje de la película Dos Aguas en Puerto Viejo de Limón. Y contrario a lo que todos piensan, no es precisamente “rico y relajante” rodar una peli en la playa, un rodaje es un rodaje, intenso, agotador, y en este caso con la complejidad añadida del factor clima, lluvia, calor, humedad, mosquitos, insolación.  Así que considero normal que hasta este momento me haya puesto a pensar en lo que este proyecto ha significado para mí. Este ha sido mi primer rodaje de un largometraje, que llega a mí gracias a la confianza de Patricia Velásquez, que me delego la función de Asistente de Dirección, una responsabilidad seria, y más desde mi perspectiva, puesto que llevaba algún tiempo alejado de este tipo de proyectos. ¿Como fue la cosa al fin de cuentas? Pues bien, el recuento es positivo para mí, varias horas haciendo tomas en lanchas en el mar, en calma a veces, medio picado otras, varias tomas subacuáticas (en las que me toco coordinar el equipo bajo el agua con los actores en superficie, el Asistente de Dirección que hace buceo sin tanque), tomas aéreas un montón, sin nadie herido por las aspas del helicóptero, muchas arena, mucha selva, varios interiores hermosos y al final todo el equipo y el talento sano y salvo, creo que es un buen balance. Patricia Velazques Me llevo muchas cosas a nivel personal, por un lado un vinculo personal reforzado desde la experiencia laboral, lo cierto es que creo que Patricia dio un salto al vacío pidiendo a este servidor la Asistencia de Dirección, nunca habíamos estado juntos en rodaje, salvo una vez grabando motosierras (y además no nos daban café), y lo cierto es que pese a mis errores en el rol y los que ella pudo haber tenido como Directora, sacamos un rodaje adelante, a pesar de los lunes de diluvio, las locaciones que cancelan a última hora, el equipo nos tuvo paciencia, nos apoyo y confío en las decisiones que fuimos elaborando. Me atrevo a decir que mi amistad con Patricia no solo sobrevivió al rodaje, creo que el rodaje más bien la favoreció. Igualmente creo que con el resto del equipo se dio la sinergía, apenas fuimos 14 personas, si no congeniamos no iba a salir bien la cosa.

Gustavo Brenes y Ismael Brown

Sin embargo, en medio de todo esto, hubo un momento que fue trascendente para mi perspectiva personal de este proyecto. Fue en la iglesia de Manzanillo, habíamos tenido mucho caribe desde el principio, con el apoyo de la gente del lugar, sus ganas de participar, de ayudar a llevar a la pantalla una historia que hable de la vida en el Caribe de Costa Rica, pero fue hasta ese momento del rodaje que verdaderamente entendí la importancia de todo esto. Glenda Halgarson Existe un caribe al que tradicionalmente le hemos dado la espalda, lo sentimos lejano, como si no fuera parte del país, y sin embargo se trata de un caribe vivo, lleno de gente con esperanzas y tradiciones, si al final Dos Aguas puede hacer que la gente de Limón se sienta retratada, todo este esfuerzo habrá sido un éxito. Al final creo que las obras audiovisuales se deben a la gente que las apoya, en este caso gente que abrió sus casas y puso su esfuerzo para que esta historia fuera contada. JotaPe y Ismael Brown