Fotografía, Personal, Uncategorized

¿Que paso con mi 365+1?

Al final una circunstancia mas grande que mi voluntad ha podido detener el desarrollo de mi Proyecto 365+1. Empece el proyecto partiendo de tres limitaciones estéticas, formato cuadro, blanco y negro, uso exclusivo del objetivo de 50mm. A lo largo de los primeros meses del año todo fue bien, me siento bastante complacido con el resultado de mi Proyecto 365+1, y tal como comente a un grupo de alumnos, tenía la sensación que el reto de buscar una fotografía diaria, con limitaciones estéticas y en la medida de lo posible no ligada a mis encargos laborales, me estaba permitiendo una mayor comprensión sobre mismo y mis motivaciones estéticas. Esto ultimo suena a palabrearía de manual de auto ayuda (“Ilumina a tu niño interno a través del uso de flashes inalámbricos”, por dar un idea) pero la verdad lo digo en serio, el ejercicio reiterativo de una acción, ademas de darte disciplina, si lo enfocas bien te puede dar luz sobre tus propias motivaciones e intereses. Si además existe una comunidad de personas ejecutando el ejercicio,como ha sido el caso de este #366PhotoChallengeCR, pues por contraste con el trabajo de los demás se aprende todavía más, (echad a temblar José Campos y José Tenorio). Yo por mi parte he notado como mi interés personal esta en las personas y situaciones, ha diferencia de mi colega José Tenorio, a mi me cuesta más encontrar fotografías en pequeños detalles del entorno, o como José Campos crear la toma partiendo de elementos cotidianos. Mi forma de entender la imagen es como si se trataran de escenas, probablemente un resultado de mi formación inicial, esto no es ni bueno ni malo, simplemente es, y creo que todo conocimiento de este tipo es crucial, especialmente para los fotógrafos que están en la búsqueda de un estilo. Ahora, si me parece tan bueno y recomendable hacer proyectos 365 ¿Porque he dejado el mío estancarse? Por culpa de los japoneses. Decidido a cambiar de cámara vendí mi equipo con la intención de hacerme con una flamante Nikon D800, lamentablemente la distribución de la D800 alrededor del globo ha sido con cuenta gotas, para una cámara que muchos veníamos esperando desde hace por lo menos año y medio. El bueno de José Campos me ha hecho el favor de prestarme equipo para cumplir con los encargos comerciales, pero esta claro que ya este es favor suficiente como para seguir incordiando con tal de no dejar el 365+1. Me plantee entonces seguir mis fotos diarias con el IPad, el resultado lo adjunto al final de esta entrada, pero la verdad, aunque encontré muchísimas posibilidades mas allá de lo que esperaba, lo cierto es que rápidamente comencé a sentirme limitado, aunque parezca mentira me estorba menos y me resulta mas discreta la réflex con un 50mm. En ese sentido creo que mi experiencia fotográfica con IPad me ha dejado claro que las afirmaciones del tipo: “ahora las fotografías se hacen en los programa de retoque”, es totalmente falsa, claro se hacen cuando vienen realizadas con una buena óptica, resolución, iluminación y sobre todo un fotógrafo que sabe lo que hace. Como he escuchado decir muchas veces: “Garbage in, garbage out”. P.S. Como ultima anotación, en cuanto Nikon se digne a enviar cámaras y yo pueda hacerme con una, retomare el Proyecto 365+1, ya se que es trampa pero creo que nadie me va reprochar que me va valga de cualquier pretexto para andar “afotando” por la vida.