Fotografía, Mis videos, Personal, Uncategorized

Momentos del 2010

La gente que me conoce sabe que tengo un carácter melancólico. Para estas fechas paso mucho de las fiestas navideñas, y por el contrario veo el fin del año como un punto de inflexión, un momento adecuado para hacer balance, darme tiempo para lamerme las heridas y festejar mis victorias personales. Este año que termina esta lleno de acontecimientos que en definitiva están cambiando mi vida poco a poco, pero de manera profunda e irreversible. Venir a vivir a España significo muchas cosas, empezar de cero, cortar lazos allá en mi tierra, hacer nuevos lazos con gente aquí, aprender a perdonarme, aprender a dejarme querer, aprender a fin de cuentas. Este es mi recuento de momentos especiales este año, momentos que como no podía ser de otra forma ilustro con fotografías que espero puedan transmitir un poco mis sensaciones. El día que conocí la nieve. Amanecer acompañado. Sentir nostalgia, por mi país, por mi gente. Como el más fanatico ir al concierto de Brendan Perry y cantar con lagrimas en los ojos las canciones de Dead Can Dance, “Don’t fade away…” La Tabacalera, participar de uno de los proyectos más locos que he vivido, la Escuela de Tauromaquia de La Tabacalera, las reuniones eternas, los pleitos, sacar basura, trabajar tomando cañas en el observatorio gastronómico, presentar vídeos, vivir el Madrid alterno, creer que las cosas que se pueden hacer de una forma distinta a la que se han empeñado en inculcarme. Recibir la beca de la Fundación Carolina, un alto y cambio de sentidos en todo lo que venía haciendo.  Un alto que hoy creo esta siendo para bien. Mi cumpleaños, y verlo todo ese día del color de la esperanza. Reencontrarme con mi familia en Marsella,de los días más plenos que he vivido junto a ellos. Hacer el Camino de Santiago, dieciséis días hasta Finisterre, el punto más cercano a mi lugar de nacimiento desde el continente.  Un peregrinaje al final del cual finalmente me perdone a mi mismo. Volver a Costa Rica para desatar lazos, vínculos inconclusos y lastres emocionales, poder sentirme libre al fin, aunque doliera. Volver a ver la esperanza en sus ojos… Conquistar mi primer pico nevado, El Ori en los Pirineos.  Un pequeño logro personal. El autorretrato que encabeza el texto creo que resume la satisfacción personal que siento al finalizar este año, una sensación para la que prefiero usar la voz de Brendan Perry y la música de Dead Can Dance para describir en este cortito de video:

P.S Como simple detalle técnico, todas las imágenes han sido reveladas con Adobe Lightroom 3, e incluso el video esta enteramente realizado con este software. Creo que esto me obliga a pronto hacer una revisión de Lightroom 3 y mis valoraciones sobre esta ultima versión.  Como adelanto puedo decir que me tiene bastante satisfecho.