Fotografía, Personal, Uncategorized

Un día en Madrid

Hubo un día en que corriste a mi lado buscando los sonidos del silencio. Hubo un momento en que las distancias no contaban más nada y solo teníamos la salvaje embestida del arte de parar. El mundo, la crisis, la familia. Parar por placer, por conocer los territorios prohibidos. Detener el mundo, no para bajarse, para bebérselo con los cinco sentidos. Y entender que entre nosotros no había ya lugar a donde ir.