Personal, Uncategorized

Cuestión de actitud

Hace unos días hablaba con una amiga, amiga que de hecho fue mi pareja en un momento muy importante de mi vida, de los 16 a los 19 años.Es decir, toda la transición de la adolescencia.Como la mayor parte de las relaciones a esas edades, y más entre adolescentes problemáticos e inadaptados, la nuestra fue una relación tormentosa.No es sino hasta varios años después que podemos tener una amistad de personas civilizadas.Nuestra conversación empezó sobre esas pequeñas cosas que siempre nos irritan de las parejas, y como es lógico derivo a la cuestión personal:Yo molestaba mucho?Lo interesante es constatar que no se trata de si alguien molesta mucho o no, se trata como de estaciones del alma, y que si no lo proponemos podemos enlazar solo los buenos recuerdos, y ser capaces de exorcizar la amargura…