Personal, Uncategorized

Lunes por la tarde

Estoy pegado con un diseño y nada que lo logro. Llevaba rato sin escribir, creo que me va a costar generar costumbre. Es un día aburrido de trabajo, desearía estar tirado en la casa leyendo cuentos de H.P Lovecraft. Ahora que lo pienso sería interesante agregar a la mitología de Cthulhu algunas historias que tengan como escenario este olvidado territorio nacional. A ver, se me ocurre una historia que podría ocurrir alrededor de las Minas de Abangares, un tipo que comienza a investigar la razón de un monumento olvidado en el remoto de pueblo de Abangares, cercado por siniestras colinas en medio de la pampa Guanacasteca. El monumento (que de hecho existe y nadie recuerda la razón ni la identidad del homenajeado) solo consta una inscripación: “La municipalidad de Abangares a un esclarecido ciudadano, 1912” (La feha es lo unico que estoy inventando). A nuestro personaje le intriga el monumento, así como la existencia del grupo etnologico de Abangares (Cuya existencia de hecho está consignada en una placa del parque de Abangares).Así mismo lo sorprenden las macabras leyendas del pueblo (que de hecho existen y son macabras). Finalmente sus investigaciones lo llevan a descubrir los oscuros origenes de una población abangareña anterior a la explotación minera y a un ducto de la mina que fue clausurado hace mucho tiempo por el mal que en el se esconde. No suena mal para un cuento de horror. Tratare de darle forma en futuras entregas de este blog.